Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Tambi?n propone medidas para combatir la pobreza femenina

Noticias

Tambi?n propone medidas para combatir la pobreza femenina

El Parlamento Europeo exige cuotas para asegurar la paridad en altos cargos empresariales
Con motivo del Centenario del Día Internacional de la Mujer el Parlamento Europeo (PE) aprobó dos informes. En el primero, los diputados piden introducir cuotas para garantizar la paridad en los consejos de administración de las empresas y reducir las diferencias salariales en un 0,5% en 2020. El segundo informe subraya que un 17% de las mujeres europeas vive en la pobreza y propone medidas para combatir este fenómeno.

10/03/2011

El presidente del PE, Jerzy Buzek, ha participado en una ceremonia para conmemorar los 100 años del Día Internacional de la Mujer. El presidente ha señalado que "la presencia femenina en el PE es demasiado baja. Un 35% de mujeres no es suficiente, incluso si este porcentaje es ligeramente superior al de los parlamentos nacionales. Son los parlamentos nacionales los que deben asegurar una mayor representación femenina en el PE. Los Estados miembros deberían adoptar decisiones y un marco jurídico adecuado para cumplir este objetivo".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, la secretaria de Estado húngara para la UE, Enikö Györy, la presidenta de la comisión de Derechos de la Mujer, Eva-Britt Svensson, y los representantes de los grupos políticos han participado en el acto, celebrado en el hemiciclo de Estrasburgo.

Cuotas

El Parlamento ha aprobado por 366 votos a favor, 200 en contra y 32 abstenciones, un informe sobre la igualdad de sexos en 2010. Los eurodiputados insisten en que todas las políticas de la UE deberían contar con una perspectiva de género y subrayan que si las tasas de empleo, empleo a tiempo parcial y productividad de las mujeres fuesen similares a las de los hombres, el PIB de la UE se incrementaría en un 30%.

El texto, elaborado por la diputada búlgara Mariya NEDELCHEVA (PPE), subraya que la renta media de las mujeres en la UE sigue situándose un 15% por debajo de la de los hombres. Esta diferencia llega a alcanzar el 25% en el sector privado. Por otro lado, dos tercios de los 63 millones de parados de 25 a 64 años que hay en la UE son mujeres.

Solo un 3 % de las grandes empresas europeas están dirigidas por una mujer. El informe propone a los Estados miembros que tomen medidas eficaces, por ejemplo cuotas, para garantizar una mejor representación de las mujeres en las grandes empresas con cotización en Bolsa y en los consejos de administración de las empresas en general, en especial en aquellas que tengan participación pública.

Los diputados consideran que Noruega es un ejemplo de buenas prácticas. El país nórdico aplica desde 2003 una política de cuotas para asegurar la paridad en los consejos de administración de las empresas, ejemplo que ya han seguido España y Francia.

La Eurocámara también pide que se fijen objetivos vinculantes para garantizar la representación equitativa de hombres y mujeres en el mundo de la política y señala que el uso de cuotas electorales tiene efectos positivos.

Por otra parte, los diputados alientan la participación de las mujeres en todas las instituciones europeas, especialmente en puestos de responsabilidad, y subraya que deben hacerse esfuerzos adicionales en los niveles nacionales, regionales y municipales.

Igualdad salarial

El PE hace hincapié en que las diferencias salariales entre hombres y mujeres todavía son de un 18% en la Unión Europea, superando el 25% en algunos Estados miembros. Además, una ciudadana de la UE debe trabajar, por término medio, 418 días naturales para ganar lo mismo que un hombre en un año natural.

El informe exige la revisión de la legislación vigente sobre igualdad salarial y apoya la introducción de metas concretas como, por ejemplo, la reducción de las diferencias salariales en un 0,5% en 2020.

Conciliación de la vida personal y profesional

La Eurocámara insta a la Comisión a que vele por que los Estados miembros apliquen correctamente las normativas europeas sobre conciliación de la vida profesional y la vida privada. Los diputados recalcan que "la introducción de horarios de trabajo flexibles y la oferta de oportunidades de teletrabajo, así como el desarrollo de las estructuras de cuidado de los hijos y la profesionalización de la asistencia doméstica para las personas de edad, representan un paso importante de cara a la conciliación de la vida laboral y la vida familiar".

El informe deplora que la falta de sistemas adecuados de permisos, en particular los parentales, y de una organización flexible del trabajo para madres y padres impida a menudo a las mujeres participar activamente en el mercado laboral o trabajar a tiempo completo. Igualmente, emplaza a los Estados miembros a que mejoren las instalaciones de acogida para niños, como las guarderías y parvularios, para personas mayores y para otras personas dependientes a precios asequibles y con horarios compatibles con jornadas laborales a tiempo completo.

El Parlamento también insta al Consejo, a la Comisión y a los Estados miembros a evitar recortes en las prestaciones o servicios sociales en el ámbito del cuidado de los hijos y de las personas mayores y vulnerables.

Violencia contra las mujeres

Los diputados reiteran su llamamiento a la Comisión para que, en los próximos cuatro años, instaure un Año Europeo de lucha contra la violencia que sufren las mujeres.

Además, acogen positivamente que el debate acerca de este tipo de violencia se haya relanzado, concretamente mediante la creación de una orden europea de protección, promovida por la Presidencia española, y la directiva contra el tráfico de seres humanos. El informe insiste en la necesidad de que el Consejo y la Comisión acepten el acuerdo alcanzado en el Parlamento Europeo sobre la orden de protección europea para que la directiva entre en funcionamiento lo antes posible.

17% de pobreza femenina

En otro informe aprobado hoy, los diputados recalcan que un 17% de las mujeres en los 27 países de la Unión Europea vive en condiciones de pobreza. Además, el 22% de las mujeres de más de 65 años están amenazadas por la pobreza, en comparación con el 16% de los hombres.

La Eurocámara prevé un "aumento desproporcionado" del desempleo femenino como consecuencia del anuncio de recortes presupuestarios en el sector público. Por eso, los diputados abogan por que se creen puestos de trabajo adaptados a situaciones específicas, por ejemplo, trabajos a tiempo parcial o con horarios flexibles para las mujeres que están criando a sus hijos.

Protección social

El informe recalca que, para no empeorar las condiciones de precariedad de las mujeres en el mercado laboral, se deben tener en cuenta las cargas familiares en los expedientes de regulación de empleo, sabiendo que, en muchos casos, los hijos están a cargo de las mujeres.

Igualmente, los diputados defienden la revisión de los sistemas impositivos y de protección social para individualizar los derechos en los regímenes de pensiones y de seguridad social y eliminar la ventaja al «sostén de la familia». Otras prioridades son garantizar la igualdad en las pensiones y eliminar los incentivos que tienen un impacto negativo en la participación laboral y social de las mujeres, como la tributación conjunta o la supeditación de las subvenciones para el cuidado de personas dependientes a la inactividad de las mujeres.

También es fundamental prever una protección social para las familias monoparentales y facilitar el acceso y la reincorporación de los progenitores solos al mercado laboral. Un tercio de las familias monoparentales en Europa vive en condiciones de pobreza.

Por otra parte, el PE pide a los Estados miembros que emprendan acciones específicas para garantizar que las mujeres de entornos desfavorecidos tengan un acceso justo a los regímenes de sanidad pública, a los servicios sanitarios de ginecología y obstetricia, a viviendas dignas, a la justicia, a la educación, a la formación, al aprendizaje permanente, al deporte y a la cultura.

Mujeres mayores

El riesgo de caer en la pobreza es mayor en el caso de las mujeres que en el de los hombres, especialmente en la vejez, pues los sistemas de seguridad social suelen estar basados en el principio de un empleo remunerado de forma continua.

El texto exige a los Gobiernos de los Estados miembros que reconozcan la labor de educación de los hijos y garanticen que este periodo cuenta para el cálculo de las pensiones, permitiendo así a las mujeres beneficiarse de una pensión íntegra. Asimismo, solicita a los países de la UE que ofrezcan una seguridad social adecuada a las mujeres encargadas del cuidado de familiares enfermos, mayores o discapacitados, así como a las mujeres mayores que perciben una pensión especialmente baja.

Sector agrícola

La Eurocámara hace hincapié en la necesidad de desarrollar el concepto jurídico de titularidad compartida para garantizar el pleno reconocimiento de los derechos de la mujer en el sector agrícola, la adecuada protección en el ámbito de la seguridad social y el reconocimiento de su labor.

Además, insta a que se modifique el reglamento del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) para que sea posible realizar acciones positivas en favor de las mujeres en el periodo de programación 2014-2020, lo que era posible en periodos anteriores pero no en el actual (2007-2013). Esta medida tendrá efectos beneficiosos sobre el empleo femenino en el medio rural.

Fondos de la UE

Los diputados subrayan la importancia de los Fondos estructurales, en particular del Fondo Social Europeo, como instrumento fundamental para ayudar a los Estados miembros a luchar contra la pobreza y la exclusión social. En este sentido, propone aumentar las acciones de cofinanciación para dar más ayuda a servicios como guarderías infantiles y otras facilidades para las personas mayores y dependientes.

10/03/2011