Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Seg?n el Observatorio e-igualdad que impulsa el Instituto de la Mujer

Noticias

Seg?n el Observatorio e-igualdad que impulsa el Instituto de la Mujer

Se reduce la brecha digital entre mujeres y hombres en el acceso a las TIC y se mantiene en la intensidad, forma y usos avanzados
La directora general del Instituto de la Mujer, Laura Seara, ha presentado hoy los resultados de los estudios “La inclusión digital de mujeres y hombres en España” y “Estudio sobre la brecha digital de género en la juventud española”, realizados por el Observatorio e-igualdad, que impulsa el Instituto de la Mujer, en el marco del Plan de Acción para la igualdad entre mujeres y hombres en la Sociedad de la Información 2009-2011.

28/04/2011


En este acto la directora general del Instituto de la Mujer ha estado acompañada por la catedrática de Economía Aplicada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense, Cecilia Castaño, y la socióloga y presidenta de la Fundación Directa, Mª Ángeles Sallé, coordinadoras de los estudios y del portal e-igualdad.net, respectivamente.

PRINCIPALES RESULTADOS

La brecha entre mujeres y hombres en el acceso a las TIC disminuye

Una de las tendencias identificadas en estos trabajos es que, en los últimos años, la población de mujeres que accede a Internet se ha ido acercando a la de los hombres, aunque aún existe cierta distancia.

Si en 2004, primer año en que se obtienen registros para este indicador, la brecha digital de género en España referida al acceso a Internet se situaba en el 26%, los datos de la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares 2009 la colocan en el 15%.

La brecha claramente se ha reducido, pero aún así la proporción de hombres que acceden a Internet continúa siendo un 9% superior a la de las mujeres.

En el contexto europeo, la brecha digital de género en España se encuentra cinco puntos por encima de la media de la UE. Se observa, en este sentido, una cierta dualidad en la comparativa de datos por Estados miembros: en los Estados del norte hay más usuarias y menos brecha; en los del sur hay menos usuarias y más brecha.

“Segunda y tercera brecha”: Persisten otras diferencias significativas

Sin embargo, la brecha digital de género no sólo se da en el acceso. Aparecen otras desigualdades que, en el marco del Observatorio, se han calificado como “segunda y tercera brecha digital de género”: Las mujeres son usuarias menos intensivas que los hombres y presentan un nivel menor de ‘habilidades’ tecnológicas y un uso inferior de aplicaciones más avanzadas.

Así, las mujeres presentan índices inferiores como “usuarias habituales” frente a los hombres, y utilizan Internet con menos frecuencia (un 10% menos). En el ámbito de las habilidades, la brecha aumenta cuanto más técnicas o complejas son las tareas que se realizan con el ordenador e Internet. En aplicaciones avanzadas, por ejemplo, las mujeres utilizan móviles con conexión a Internet un 50% menos que los hombres (45% para teléfono móvil banda ancha y 55% para otro teléfono móvil), o un 25% la TV y/o radio por Internet.

El uso de las TIC por parte de las mujeres, más funcional y con mayor impacto social

También en los usos básicos del ordenador e Internet se encuentran marcadas diferencias entre mujeres y hombres.

Los datos muestran que los hombres tienden a hacer un uso de la Red más relacionado con el ocio, el consumo y fines lúdicos, mientras que las internautas optan en mayor medida por usos de naturaleza más funcional, como los relacionados con el empleo, la salud o la formación.

La mayor brecha digital de género se produce en la descarga de software (39%), en los juegos o la descarga de juegos (20%), y en actividades de carácter económico (cuyo volumen de uso es mucho más reducido) como la venta de bienes y servicios (45%) o la banca electrónica (19%). Por el contrario, las usuarias aventajan con claridad a los usuarios en la búsqueda de empleo (-8%), los servicios educativos y formativos (en torno al -17%) y la consulta de cuestiones de salud (-17%).

Un uso más intensivo de las TIC por parte de las mujeres supondría un mayor aprovechamiento de la Sociedad del Conocimiento en aras a incrementar los niveles de bienestar para el conjunto de la sociedad.

Incidencia de la edad en la brecha digital

Sobre esta situación general, las diferencias de género se pueden acentuar según factores como la edad, la formación, la educación, la situación laboral, el tamaño del hogar o el nivel de ingresos.

La edad es una de las variables que mayor influencia ejerce en la brecha digital de género. Tiende a reducirse entre la juventud, siendo muy similares las pautas mostradas por chicos y chicas en cuanto a habilidades y usos generales. Las nuevas generaciones rompen con los estereotipos de tecnofobia femenina y tecnofilia masculina. Ellas están tan “enganchadas” –en ocasiones incluso más- a las nuevas tecnologías como sus compañeros varones.

No obstante, se mantiene la desigualdad. Mientras que en el grupo de edad de 10 a 15 años, son ellas las que realizan un uso más intensivo, esta relación se invierte a partir de los 16 años. Ello probablemente esté relacionado con el hecho de que, si bien la primera brecha digital de género tiende a cerrarse, la segunda y la tercera se mantienen, sobre todo en el momento en que las habilidades se “complican” o tecnifican; los chicos destacan en los usos más avanzados.
Se reitera la diferencia en el uso de Internet: las chicas tienen mayor interés por las opciones educativas de Internet y los chicos se decantan por los juegos, el deporte y la informática.

Sin embargo, ellas manifiestan menor intención de estudiar y trabajar en especialidades relacionadas con las TIC, principalmente como consecuencia de la reproducción de los roles de género en el proceso de socialización, lo que provoca una pérdida social de talento en esta materia. Serán los chicos quienes, previsiblemente, continuarán creando y controlando el sector: creadores "activos", aunque muchas veces triviales, frente a usuarias "pasivas", pero que aportan un mayor valor social.

Estos y otros resultados del Observatorio e-igualdad, pueden consultarse en el portal www.e-igualdad.net accesible desde la página del Instituto de la Mujer: www.inmujer.es

Portal E-Igualdad.net

Con el apoyo del Instituto de la Mujer se ha creado el portal e-igualdad, dirigido a difundir datos, recursos, materiales e iniciativas que fomentan la igualdad de género en la Sociedad de la Información.

El público objetivo del portal son los y las responsables y el personal técnico de organismos de impulso de la Sociedad de la Información y la igualdad, asociaciones de mujeres, agentes de igualdad, responsables de empresas del sector TIC, medios especializados en los ámbitos de la sociedad digital y la igualdad de género, medios informativos y la sociedad en su conjunto.

Dispone de cuatro secciones básicas, Observatorio, Iniciativas, Directorio y Taller.
28/04/2011