Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Programa piloto del SERNAM en la Regi?n de O'higgins

Noticias

Programa piloto del SERNAM en la Regi?n de O'higgins

Intervención con hombres que ejercen violencia
Las autoridades del Servicio Nacional de la Mujer de Chile están conscientes que para disminuir efectivamente los niveles de violencia contra la mujer, es prioritario intervenir con los hombres que maltratan a sus parejas. Se trata de una respuesta concreta al compromiso presidencial de reducir el número de niños (as) y mujeres víctimas de violencia, ya que esta intervención tiene por objetivo final garantizar la protección a la mujer.

17/01/2011


Según las estadísticas que maneja el SERNAM, el 64% de las mujeres que acuden a los centros de la mujer, siguen viviendo o manteniendo una relación con el agresor. Una intervención específica con el hombre ayuda a prevenir e impedir que la violencia, más allá de la mujer víctima, se extienda a los otros miembros del hogar o a futuras parejas, si la relación ha terminado.

Se trata de un plan piloto que se desarrollará en seis regiones del país, incluyendo la Región del Libertador Bernardo O’Higgins. La evidencia internacional en este sentido en enfática. El International Journal of Clinical and Health Psychology, publicó el año 2009 una evaluación de la eficacia de un tratamiento cognitivo-conductual para hombres que ejercen violencia hacia sus parejas. La experiencia que se realizó en España y que duró 10 años, demostró que la tasa de éxito fue del 88% de la muestra, por cuanto en la evaluación posterior al tratamiento, los episodios de maltrato en todas sus formas habían desaparecido.

Esta apuesta “reeducativa”, busca promover una respuesta comunitaria coordinada con los centros de la mujer existentes en la región pertenecientes a Sernam (Rancagua, San Fernando y Rengo); entregar atención psico-social especializada, la detención, eliminación o disminución de la violencia y las posibilidades de reincidencia de esta violencia en las relaciones de pareja. Del mismo modo, favorecer y velar por la integridad, seguridad y protección de las personas víctimas de violencia de pareja (mujeres, niñas, niños y adultos mayores), a través de esta intervención especializada a los varones que ejercen violencia hacia la pareja.

“Es un gran paso el que estamos dando hoy. Las mujeres que han iniciado un proceso de reparación en los centros de la Mujer, han señalado que su principal anhelo es que la violencia termine, antes de dejar o alejarse de sus parejas. Cuando anuncié, en el aniversario del centro de Rancagua (agosto del 2010) que estaba en carpeta este plan piloto de abrir un centro para hombres que ejercen violencia, hubo un aplauso cerrado y espontáneo que inundó todo el Salón O’Higgins. Una clara señal de que ellas buscan terminar con la violencia. No ponen el énfasis en iniciar un proceso legal o de carácter punitivo, como lo establece la ley”, advierte la Directora Regional del Sernam, Daniela Krauss Von Harpe.

El programa contempla la atención psico-social especializada, como lo señala el psicólogo Alvaro Rojas Urrutia, quien conforma parte de la dupla sicosocial de este nuevo centro: “se trata de resocializar a hombres que ejercen violencia contra sus parejas. Es un trabajo de intervención reeducativa, pues la violencia, en particular la violencia contra las mujeres se aprende a través de los distintos procesos de socialización que las personas tienen en su vida, a través de los constructos culturales, valores, creencias o modelos de masculinidad erróneamente, aceptados por la sociedad y el individuo”, señala Rojas, quien junto a María Soledad Miranda (asistente social) y Joanna Cabello, coordinadora del mismo, comenzarán esta experiencia que Sernam ha puesto en marcha como una de las estrategias y planes para prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres.

Y tal como dice Daniela Krauss Von Harpe, “buscamos detener la violencia. Es un desacierto no tratar al hombre que ejerce la violencia con el argumento de que todos los recursos deben ser volcados hacia la mujer víctima. Tratar psicológicamente a la mujer y aislar al hombre resulta insuficiente, principalmente porque el 64% de las mujeres que acuden a los centros de la mujer expresa el deseo de seguir viviendo o manteniendo una relación con el hombre que la ha maltratado”, concluye.
18/01/2011