Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » La Republica Dominicana lanza la campaña "Por ser niña"

Noticias

La Republica Dominicana lanza la campaña "Por ser niña"

El 15 de noviembre del año 2011 el Ministerio de la Mujer y Plan República Dominicana firmaron un convenio de cooperación mutua con el objetivo de coordinar acciones que fortalecieran el trabajo dirigido hacia las niñas, niños, mujeres y hombres, y promover la equidad e igualdad de género desde el enfoque de derechos de la niñez.


Ese convenio fue el punto de partida para desarrollar acciones conjuntas a favor de las niñas, tales como la ejecución de programas y proyectos para la prevención de la violencia intrafamiliar y el empoderamiento social de las mujeres jóvenes, madres adolescentes y las niñas.


Octubre marca el inicio de las acciones que conjuntamente pondremos en marcha para contribuir a que los derechos fundamentales de las mujeres, especialmente de las niñas, sean respetados y valorados en su justa dimensión; para establecer sinergias con todos los sectores de la sociedad y lograr que lo señalado en dicho convenio se haga realidad.


El lanzamiento de la Campaña “Por Ser Niña” convoca a todos los sectores de la sociedad a reflexionar sobre el rol que deben jugar para que las niñas de República Dominicana disfruten plenamente de todos sus derechos.


Lo cierto es que aunque es responsabilidad de todas las instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, construir una sociedad donde los derechos humanos sean garantizados sin ninguna distinción, y en la cual podamos atender a las necesidades específicas de todos y todas, es el Estado quien debe velar porque los derechos de los más vulnerables: que son las niñas y niños, sean realmente respetados.


Las niñas y los niños por su condición, y atendiendo a cada contexto social, deben ser tratados de manera diferente a las personas adultas; por lo que la respuesta en materia de políticas públicas, incluyendo los procesos de educación y formación, ameritan contenidos y estrategias diferentes.


Recordemos que en el informe sobre El Estado de las Niñas 2011, presentado por Plan República Dominicana, se evidencia cómo la ausencia de respuestas específicas a las necesidades concretas de cada población es una manera más de discriminación es una forma de ignorar sus carencias y, en consecuencia, es una ausencia de respuesta.


Recientemente el Ministerio de la Mujer publicó la investigación Mujer Dominicana en Cifras 2000-2012, cuya realización estuvo a cargo de la ilustre socióloga Isis Duarte, ya fallecida; junto a la antropóloga Julia Hasbún, y Ezequiel Valdez de la Cruz.


El referido estudio tiene como objetivo principal proporcionar al Ministerio de la Mujer y a la sociedad dominicana en general, los datos estadísticos e informaciones actualizadas acerca de la condición y posición de las mujeres, que permitan implementar políticas, planes y programas en materia de equidad y de igualdad de género y de manera muy concreta, poder contar con el soporte necesario en cuanto a información se refiere, para facilitar la ejecución del Plan Nacional de Igualdad y Equidad de Género 2007-2017 (PLANEG II).


Mujer Dominicana en Cifras 2000-2012 establece que en la República Dominicana, de una población de 9 millones 445 mil 281 personas, la presencia de mujeres decreció, situándose en el 48.3% de la población total. No obstante, la cantidad de hogares con jefatura femenina representa un 40% del total de hogares (2007), aumentando con ello sus condiciones de pobreza. Los hogares con jefatura femenina registran una tasa de pobreza de 20.1%, mientras que en los demás, ésta es de 12.9%-.


En lo que respecta al acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), la única diferencia relevante está en el tipo de uso que se da a las mismas. Mientras las mujeres, por ejemplo, utilizan la computadora y el internet para estudiar, los hombres las utilizan mayormente para trabajar.


Para el año 2011, la escolaridad promedio es mayor en la población femenina que en la masculina. La escolaridad promedio de la población femenina es de 8.7 años, frente a un 8.1 de los varones. En cuanto a la paridad entre los sexos en la matriculación, ésta es mayor en los colegios privados, respecto a las escuelas públicas en los tres niveles educativos. La tasa de matriculación por zona también varía, en la zona urbana al año 2011 era 74.34% para los varones y 76.48% para las hembras. En la zona rural la proporción de varones matriculados es ligeramente superior a la de las hembras.


Respecto a los indicadores de cobertura y escolaridad, en el nivel inicial. Las niñas reportan un déficit mayor, mientras que en la educación básica para el año 2011 la tasa pasa a ser superior en las mujeres y, aventajan en 11 puntos porcentuales a los varones con tasas netas de matriculación de 66.5% de hembras y 55.5% de varones en el nivel medio. La tasa neta de asistencia de las mujeres a los centros educativos es de 56.4%, frente a la de los varones que es de 45.9%.


En general, la población femenina reporta tasas menores de analfabetismo y, la tasa de repitencia es más elevada entre los varones que entre las mujeres.


En la Educación Superior, el índice de feminidad, calculada a partir de los datos del primer semestre del cuatrienio 2009, es de 179 mujeres por cada 100 hombres, para el total de las instituciones. En el caso específico de la universidad la relación es de 193 mujeres por cada 100 hombres y para el conjunto de los centros privados de 169 mujeres por cada 100 hombres. Estos datos, sin embargo, no guardan relación con las posiciones de poder fuera y dentro del propio ámbito de la educación superior.


Respecto a la educación técnica y laboral, a 30 años de funcionamiento del Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) las estadísticas indican que en las últimas tres décadas se han realizado cursos de formación técnico profesional que han beneficiado a más de dos millones y medio (2.508.449) de trabajadores y trabajadoras, de los cuales el 52 % son hombres y el 48 % mujeres, cifras que se acercan a la paridad entre los géneros.


La tasa de actividad laboral de las mujeres pasó de 40.8% en el año 2000, a 44.0% en el año 2011. Sin embargo, la tasa de desempleo femenino continúa en niveles muy superiores a la de los hombres; 23.2% para las mujeres contra 9.8% para los hombres.


La tasa de ocupación femenina se mantiene siendo dos veces menor que la de los hombres (31.0% contra 60.8%, en el 2009).


Como podemos observar la violencia extrema contra la mujer que deja en la orfandad cada año a una gran cantidad de niños y niñas alcanza niveles que preocupan a las autoridades y a la sociedad en su conjunto. La alarma de diversos sectores en los últimos meses responde a las dramáticas consecuencias de la violencia intrafamiliar y de género como factor de riesgo que puede conducir al feminicidio. Datos de la Procuraduría General de la República (PGR) dan cuenta de la ocurrencia de un promedio anual de 60 mil denuncias de violencia intrafamiliar, de género y delitos sexuales.


En tal sentido, el Ministerio de la Mujer, como organismo responsable de establecer las normas y coordinar la ejecución de políticas, planes y programas para la construcción de la igualdad entre mujeres y hombres a nivel del Estado y en sinergia con la sociedad civil, elaboró y está desarrollando el Plan Nacional de Igualdad y Equidad de Género 2007-2017 (PLANEG II) con la finalidad de garantizar la igualdad y equidad de género, promover que las mujeres sean tomadas en cuenta en todas las políticas ejecutadas por el Estado dominicano e ir reduciendo progresivamente la violencia contra las mujeres.

Por otro lado, la Constitución de la República consagra en su Artículo 56 la Protección de las personas menores de edad, estableciendo que “la familia, la sociedad y el Estado, harán primar el interés superior del niño, niña y adolescente; tendrán la obligación de asistirles y protegerles para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales, conforme a esta Constitución y las leyes”.


Este artículo también declara:


1) Del más alto interés nacional la erradicación del trabajo infantil y todo tipo de maltrato o violencia contra las personas menores de edad. Los niños, niñas y adolescentes serán protegidos por el Estado contra toda forma de abandono, secuestro, estado de vulnerabilidad, abuso o violencia física, sicológica, moral o sexual, explotación comercial, laboral, económica y trabajos riesgosos;


2) Consigna además nuestra Carta Magna que se promoverá la participación activa y progresiva de los niños, niñas y adolescentes en la vida familiar, comunitaria y social y que


3) Los adolescentes son sujetos activos del proceso de desarrollo. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, creará oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta.


Basados en estos dos instrumentos, que norman el accionar tanto del Ministerio de la Mujer como del país, trabajamos para contribuir a la construcción de un verdadero Estado de derechos para las mujeres y para las niñas.


El Gobierno Dominicano trabaja para lograr la igualdad de oportunidades entre los dominicanos y las dominicanas, propiciando la mejoría de su calidad de vida y garantizando el acceso de las mujeres a la educación, la salud y la participación política.


Con el propósito de enfrentar el flagelo de la violencia contra las mujeres e intrafamiliar, el Ministerio de la Mujer, en coordinación con las diversas instituciones del Estado y de la sociedad civil que trabajan en el área, entre ellas, el Ministerio Público, el Poder Judicial y las organizaciones de mujeres, impulsa la aplicación del Modelo de Prevención, Atención Integral y Sanción a la Violencia contra las Mujeres. Con ese propósito el país cuenta con 14 Unidades de Atención a las Víctimas de Violencia de Género y Delitos Sexuales; 14 Fiscalías Barriales, 52 Oficinas Provinciales y Municipales de la Mujer, a través de las cuales se brinda asesoría y apoyo psicológico y legal e información especializada y gratuita a las víctimas de violencia intrafamiliar y sobre trata y tráfico a mujeres migrantes. También se cuenta con la Línea Gubernamental *GOB, la Línea VIDA de la Fiscalía del Distrito Nacional, la Línea Llame y Viva de la Procuraduría General de la República; entre otros medios para la prevención, atención y sanción a los casos de violencia contra las mujeres e intrafamiliar.

22/10/2012