Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » La 57ª CSW concluye con acuerdos para poner fin a la violencia de género

Noticias

La 57ª CSW concluye con acuerdos para poner fin a la violencia de género

La Comisión de la ONU sobre el Estatus de la Mujer terminó el pasado viernes 15 su 57ª sesión luego de dos semanas de debates intensos centrados en la eliminación y prevención de todas las formas de violencia de género. El documento aprobado por la Comisión condena de la forma más enérgica posible la violencia generalizada contra mujeres y niñas, e insta a prestar una mayor atención y tomar medidas más ágiles a favor de la prevención y la respuesta.

 

El Secretario General de las Naciones Unidas alentó a los Estados miembros de la Comisión a mantener el ímpetu de la reunión y confió en que la reunión termine exitosamente con un acuerdo sólido y sustancioso para poner fin a la violencia y discriminación contra mujeres y niñas.

 

Durante su participación en el evento, Ban Ki-moon, describió esa violencia como una bochornosa y silenciosa pandemia global, en la que siete de cada diez de mujeres en el mundo sufren golpes, violaciones, abusos o mutilaciones a lo largo de sus vidas.

 

Las discusiones de la Comisión también abordaron la igualdad de responsabilidades entre las mujeres y los hombres con respecto al VIH-SIDA.

 

Asimismo, se ocuparon de identificar las cuestiones relacionadas con la igualdad de géneros de cara al programa de desarrollo de la ONU para el periodo posterior a 2015, año en que concluye el plazo de los Objetivos del Milenio.

 

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, acogió con beneplácito los resultados de la 57ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer concluida este viernes y la adopción de un marco internacional para prevenir y eliminar todas las formas de violencia de género.

 

En un comunicado, Ban elogió el liderazgo de los Estados miembros de la ONU en la propuesta de medidas para prevenir las agresiones y lograr la justicia y servicios a las sobrevivientes.

 

Añadió que no importa dónde vivan, ni su cultura, ni sociedad, todas las mujeres y niñas tienen el derecho a vivir libres de miedo y a desplegar todo su potencial y sueños de futuro.

 

Subrayó que los Estados tienen la responsabilidad de convertir ese derecho en una realidad y abogó por que los acuerdos alcanzados sean traducidos en acciones concretas.

 

El documento final adoptado establece acciones dirigidas a reforzar el respeto de los derechos de ese sector de la población mundial y el marco internacional necesario para poner fin a las agresiones que padecen.

 

Esa estrategia comprende, entre otros aspectos, el enfrentamiento a la violencia doméstica y sexual, la trata de mujeres, la prostitución forzosa, la mutilación genital femenina y el matrimonio obligado de niñas.

 

En la clausura del 57º periodo de sesiones ONU Mujeres celebró el resultado de la reunión. En un comunicado señalaba que las conclusiones convenidas son un testimonio del compromiso de los Estados Miembros de hacer lo correcto, prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y niñas. Durante las últimas dos semanas, en una reunión en Nueva York, así como en la etapa previa a este periodo de sesiones, hemos presenciado el compromiso y la movilización mundiales, la notable defensa por parte de la sociedad civil, y el liderazgo decidido de muchos Estados Miembros. Las expectativas que las mujeres y las niñas del mundo habían depositado en esta reunión de la Comisión eran muy altas.

 

El documento aprobado por la Comisión condena de la forma más enérgica posible la violencia generalizada contra mujeres y niñas, e insta a prestar una mayor atención y tomar medidas más ágiles a favor de la prevención y la respuesta. ONU Mujeres aplaude el papel central de la prevención, también a través de la educación y la generación de conciencia, y la lucha contra las desigualdades de género en los ámbitos político, económico y social. La mejor manera de poner fin a la violencia contra las mujeres es asegurar que, en primer lugar, no llegue a ocurrir.

 

El documento resalta la importancia de implementar servicios multisectoriales para las sobrevivientes de la violencia, incluyendo apoyo y asesoramiento sanitario y psicológico, así como ayuda social a corto y largo plazo. Asimismo, hace hincapié en la necesidad de contar con servicios que protejan el derecho a la salud sexual y reproductiva. El castigo a los agresores también se subraya como una medida fundamental para acabar con la impunidad, al igual que la necesidad de mejorar la base de pruebas y la disponibilidad de datos para aportar información a una respuesta efectiva.

 

Con la aprobación de este documento, los gobiernos han dejado claro que la discriminación y la violencia contra mujeres y niñas no tienen cabida en este siglo XXI, y han reafirmado su compromiso y responsabilidad de llevar a cabo medidas concretas para poner fin a la violencia contra mujeres y niñas y promover y proteger los derechos humanos de las mujeres y sus libertades fundamentales.

 

Durante la clausura del foro, Michelle Bachelet anunció la renuncia a su cargo de directora ejecutiva de la entidad ONU Mujeres, para regresar a Chile luego de dos años en el puesto.

 

 

La Comisión de la ONU sobre el Estatus de la Mujer está integrada por representantes de 41 países. Brasil, Granada, Perú, Uruguay, República Dominicana y Venezuela representan a América Latina y el Caribe.

 

Fuente: ONU Mujeres/Centro de Noticias ONU

18/03/2013