Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Emakunde presenta el VI Plan para la Igualdad ante el Parlamento Vasco

Noticias

Emakunde presenta el VI Plan para la Igualdad ante el Parlamento Vasco

La directora de Emakunde, Izaskun Landaida, presentó ayer ante la Comisión de Derechos humanos, Igualdad y Participación ciudadana del Parlamento Vasco el VI Plan para la Igualdad de Mujeres y hombres, el documento que orientará la actividad de los poderes públicos vascos en materia de igualdad durante la presente legislatura.  El VI Plan para la Igualdad se estructura en dos grandes áreas: Medidas para mejorar la gobernanza a favor de la igualdad y Ejes de intervención en materia de igualdad.

 

La elaboración del plan, que se puso en marcha a principios de 2013, forma parte del Programa de Planes Estratégicos aprobados por el Gobierno Vasco para esta X legislatura y responde a un mandato de carácter legal establecido por la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres, en la que se establece la elaboración de un Plan de Igualdad en cada legislatura y que el Gobierno Vasco debe aprobar.

 

El elemento central del Plan es el impulso al cambio de valores como sustrato para que las medidas propuestas sean efectivas y puedan sostenerse en el tiempo, desde la convicción de que sin cambio de valores, no se puede dar ninguna transformación social. Los valores sostienen y justifican cualquier modelo de sociedad y para contribuir al paso de un modelo androcéntrico y machista, a uno igualitario y equivalente, es preciso desarrollar otros valores, otros principios de carácter filosófico, ético y político por los que deba regirse nuestra sociedad.

 

El VI Plan para la Igualdad se estructura en dos grandes áreas:

 

Medidas para mejorar la gobernanza a favor de la igualdad. Trece medidas para el impulso de la integración del principio de igualdad en la Administración Pública Vasca, como crear y fortalecer unidades administrativas para la igualdad, incorporar clausulas para la igualdad en la contratación, o integrar la perspectiva de género en estadísticas, estudios, normativa y presupuestos.

 

Ejes de intervención en materia de igualdad. Tres ámbitos prioritarios en materia de igualdad: Cambio de valores y empoderamiento, organización social corresponsable y erradicación de la violencia contra las mujeres, con ocho  programas específicos.

 

EJE I: Cambio de valores y empoderamiento

 

Incidir en las convicciones de las personas y en el orden simbólico social, si bien constituye una tarea compleja, resulta imprescindible para provocar cambios y transformaciones. Por eso, el compromiso explícito del VI plan con el cambio de valores, no se limita sólo a un programa específico sino que impregna el resto de programas de intervención que lo conforman.

 

El Plan sitúa el foco en niñas, niños y jóvenes, como garantía de un cambio social a largo plazo, valorando la importancia del entorno educativo-formativo, así como de los medios de comunicación y las redes sociales. También procura fortalecer la participación del tejido social y busca la complicidad de los medios de comunicación, agentes sociales y otras organizaciones y entidades para el logro de una sociedad en la que mujeres y hombres se encuentren en una situación de igualdad. Contempla objetivos dirigidos disminuir la atribución social de los roles de género tanto en el ámbito doméstico como en el ámbito laboral. También incide en el reconocimiento del trabajo de cuidado como necesidad social y afianzar el compromiso con la igualdad de todas las personas, y en especial, de aquellas que tienen menores a su cargo o que son un modelo de referencia para menores.

 

Promueve una presencia equilibrada y una imagen plural de ambos sexos en los medios de comunicación, y, asimismo, se dirige a los hombres jóvenes y adultos para que cuestionen el modelo tradicional masculino y desarrollen actitudes y comportamientos coherentes con la igualdad.

 

Este primer eje cuenta, además, con programas dirigidos a apoyar y promover respectivamente el empoderamiento personal, colectivo y social de las mujeres a través del desarrollo de su autoestima y autonomía, la mejora de sus condiciones de vida y el aumento de su participación socio-política.

 

EJE II: Organización social corresponsable:

 

La organización social corresponsable implica que la sociedad en su conjunto, instituciones públicas y organizaciones privadas, así como todas las personas, son responsables de la sostenibilidad de la vida humana.  Con este fin, el Plan pretende fomentar una mayor corresponsabilidad de los hombres en la realización del trabajo doméstico y de cuidado, al mismo tiempo que contribuir a aumentar el tiempo que las mujeres destinan al disfrute del ocio así como al trabajo remunerado y a la formación como vía para conseguir la autonomía económica.

 

Asimismo, plantea modificar la cultura y la práctica empresarial hacia la conciliación corresponsable e incrementar el grado de satisfacción de las mujeres y hombres con las medidas de conciliación existentes.

 

Persigue, al mismo tiempo, ampliar la cobertura y flexibilidad de horarios de los servicios socio-comunitarios y de atención a la ciudadanía. Igualmente, se propone modificar la planificación urbanística y del transporte para facilitar la conciliación corresponsable y la autonomía de las personas.

 

EJE III: Erradicación de la violencia contra las mujeres

 

La desigualdad de género está en la base de la violencia contra las mujeres y, por tanto, al igual que en el resto de ámbitos de actuación propuestos en el Plan, la lucha efectiva contra esta violencia se encuentra estrechamente vinculada al cambio de valores de la sociedad y sólo a través de esta transformación, se eliminará y se resolverá de forma adecuada y permanente.

 

El primero de sus objetivos estratégicos está dirigido a impulsar el desarrollo de modelos de comportamiento no violentos entre todas las personas, y especialmente entre los chicos y los hombres y a aumentar la percepción social sobre las diferentes formas de violencia contra las mujeres. Asimismo, se propone trabajar en la eliminación de imágenes y contenidos mediáticos que justifiquen, banalicen o inciten a la violencia contra las mujeres. Además, incorpora un nuevo objetivo operativo para mejorar el tratamiento informativo de la violencia, de modo que se visibilice la desigualdad de género como elemento en la base de la violencia contra las mujeres y a las mujeres como agentes activos en su lucha.

 

El Plan aborda también la mejora de la información e investigación sobre la violencia contra las mujeres.  Otro objetivo estratégico está dirigido a aumentar la detección precoz de conductas violentas por parte de las y los profesionales del sistema educativo, sanitario, policial, judicial, laboral y social así como a aumentar el número de mujeres víctimas de violencia que reciben información que les facilite unas expectativas ajustadas antes, durante y después del proceso de atención integral.

 

Asimismo, incide en garantizar la protección y la atención integral a las víctimas de la violencia contra las mujeres, y persigue la adecuación de los servicios para las personas a su cargo de las víctimas de violencia, en especial, para sus hijas e hijos ya que éstos también son víctimas de la violencia ejercida sobre sus madres. Igualmente, se incluyen objetivos para garantizar la prestación de las ayudas económicas, medidas de protección y acceso a vivienda previstas por la legislación vigente y para incrementar la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia.

 

Fuente: Emakunde

01/04/2014