Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Diagnóstico sobre la situación de la trata de personas en el Ecuador

Noticias

Diagnóstico sobre la situación de la trata de personas en el Ecuador

La trata de personas en Ecuador proviene sobre todo de las provincias de la Costa

Durante el “Encuentro Nacional sobre Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes: Género, Acceso a la Justicia, Derechos Humanos y Política Públicas” celebrado en Quito, Ecuador, del 15 al 17 de mayo se ha presentado los resultados de la investigación “Diagnóstico sobre la situación de la trata de personas en 6 cantones del país” cuyos resultados muestran que el origen de las víctimas de trata con fines de explotación sexual es tanto ecuatoriano como colombiano.




En América Latina y el Caribe, las proyecciones indican que 500.000 mujeres y niñas cada año son “reclutadas” en el inhumano e ilegal negocio de la trata, negocio que por otra parte cada vez más despunta como parte del crimen organizado. Está ha sido una de las conclusiones del “Encuentro Nacional sobre Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes: Género, Acceso a la Justicia, Derechos Humanos y Política Públicas” celebrado en Quito, Ecuador, del 15 al 17 de mayo que contó con el apoyo de ONU Mujeres, entre otras entidades del gobierno, de la cooperación internacional, de la sociedad civil, del sistema de la ONU y de la empresa privada.


A nivel global, el 87% de las víctimas de trata lo son con fines de explotación sexual, y el 90% de estas víctimas son mujeres y niñas. La trata de personas es un delito que atenta contra la vida, la integridad, la seguridad, la libertad y la dignidad de las personas; y en el caso de las niñas y de los niños, atenta además contra su normal desarrollo psicosexual.


Soledad Coloma, quien participó en este encuentro en representación de FLACSO - Ecuador, presentó los resultados de la investigación “Diagnóstico sobre la situación de la trata de personas en 6 cantones del país”. Coloma destacó que no se ha avanzado mucho en los últimos años en Ecuador en relación al conocimiento sobre la trata de personas por parte de las autoridades, salvo algunas excepciones.


Los resultados de la investigación muestran que el origen de las víctimas de trata con fines de explotación sexual es tanto ecuatoriano como colombiano. En relación a Ecuador provienen sobre todo de provincias de la Costa. Manabí es desde hace más de 10 años el principal lugar de reclutamiento de los tratantes.


Tatiana Cordero, directora de la organización Taller de Comunicación Mujer, anotó que “generalmente en todos los países de la región donde hay una base militar, existe un incremento de la industria del sexo local”.    

 
“Nadie puede elegir o consentir su propia explotación”, defendió Teresa Ulloa, Directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, una organización feminista que promueve la abolición de la prostitución (como una medida además fundamental para reducir los niveles de trata de personas).


“La prostitución es una institución absolutamente patriarcal que perpetúa la idea de que los cuerpos de los hombres, de las mujeres, de las niñas y los niños, están ahí para el placer sexual del que tenga más fuerza, más poder, más dinero”, añadió Teresa Ulloa.

 
El “Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena (del año 1949)”, que ha sido ratificado por Ecuador, y tiene carácter supraconstitucional, establece que el consentimiento otorgado por la víctima no es causa excluyente del delito para el que concierte o explote la prostitución de otra persona. “Este Convenio obliga a los Estados parte a ser creativos, a generar y a realizar las investigaciones de forma proactiva, de tal manera que no dependan de lo que diga la víctima (quien puede estar muy lastimada, psicológicamente y físicamente) para poder castigar el delito”, destacó.


En nivel mundial, el modelo nórdico, que en su ley plantea que la compra de servicios sexuales es ilegal, castiga al comprador y brinda notables servicios sociales a las víctimas, ha sido hasta ahora el más eficiente, consiguiendo reducir en Suecia la trata de personas en 10 años en un 70%.


“En Ecuador este es un debate que no se ha dado todavía (la abolición de la prostitución y la instauración de un régimen similar al modelo nórdico)”, destacó Tatiana Cordero, “donde existe un régimen reglamentarista de la prostitución y hay además un colectivo muy grande de trabajadoras sexuales que más bien plantearían absolutamente lo contrario”.

 
En su exposición, Teresa Ulloa criticó la Nueva Ley General contra la Trata aprobada recientemente por el Congreso de México (el pasado 27 de abril), ya que no se logró la aplicación total del modelo nórdico. En su opinión se lograron avances importantes, pero denunció que aunque se incluyó en esta que el consentimiento otorgado por la víctima no es causa excluyente de la responsabilidad penal, en los delitos se incluyeron medios comisivos que las víctimas tendrán que probar (el acusado niega, y automáticamente le regresa la carga de la prueba a la víctima). Además, el castigo a la demanda, con pena de 2 a 40 años, incluye la condición de que el cliente debe saber que la persona que está contratando es víctima de trata, y en su opinión será casi imposible probar que lo saben.

 
Además, Teresa Ulloa criticó la inclusión de dos artículos que abrieron la posibilidad de que personas sean contratadas para ser explotadas sexualmente, “legalizaron la explotación de la prostitución ajena y otras formas de explotación sexual”, anotó.

 
La erradicación de esta problemática exige voluntad política tanto del Gobierno nacional como de los gobiernos locales, y de todos quienes se desempeñan en la administración de justicia.

Fotografía: ONU Mujeres Andina

14/06/2012