Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Desde el 1 de enero se integra en el R?gimen General de la Seguridad Social

Noticias

Desde el 1 de enero se integra en el R?gimen General de la Seguridad Social

Andalucía divulga la nueva normativa del servicio del hogar familiar
Desde el pasado 1 de enero, el Régimen Especial de Empleados de Hogar,  se integra en el Régimen General de la Seguridad Social. El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) apoya la nueva normativa del servicio del hogar familiar como base para el reconocimiento social del sector con la presentación de unas jornadas de divulgación que servirán para "visibilizar" a un colectivo económico infravalorado.

30/01/2012

La nueva regulación del servicio del hogar familiar va a visibilizar a todas las personas que trabajan como empleadas de hogar, un colectivo que se ha movido tradicionalmente dentro de la economía sumergida y que ha sufrido consecuencias como no poder acceder a una plaza de guardería, no acceder a la desgravación fiscal establecida por menores a cargo y por trabajo o no poder pedir un préstamo por no tener contrato. Asimismo, permitirá dar una mayor valoración social a un grupo de personas trabajadoras "clave en el sostenimiento de la marcha de un país, y sin embargo el que menos se valora", según la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Soledad Pérez.

Pérez ha asistido a la presentación de las jornadas divulgativas 'La nueva regulación del servicio del hogar familiar', que celebra el IAM en todas las capitales andaluzas con el fin de dar a conocer los nuevos derechos y obligaciones que rodean al empleo en el hogar y, sobre todo, potenciar el reconocimiento social de las personas trabajadoras del sector.

Según Pérez, las necesidades de atención del hogar y cuidados del entorno familiar "no han constituido un problema digno de atención mientras se han resuelto tras los muros del hogar, dentro del espacio privado y asumidas por las mujeres, inculcándose como si esto fuera una responsabilidad natural". Cuando esta responsabilidad ha sido depositada en una persona profesional, añadió, ha sido desde unas condiciones marcadas por el Real Decreto 1424/1985 de 1 de agosto, por el que se regulaba la relación laboral en un Régimen Especial.

Esta situación, detalló la directora, ha cambiado, con la nueva regulación del servicio del hogar familiar, vigente desde el 1 de enero de 2012, que amplía el sistema de protección de las personas empleadas de hogar y acerca las condiciones de personas trabajadoras del Régimen General.

Así, desde el pasado 1 de enero el Régimen Especial de Empleados de Hogar se integra en el Régimen General de la Seguridad Social. Esta integración supone que todas las personas trabajadoras del sector, con independencia de que la jornada de trabajo sea a tiempo completo o por horas y de que se tenga uno o varios empleadores, deberán estar incluidas en el registro de la Seguridad Social. Es decir, se cotizará desde la primera hora de trabajo, al margen de cuántas horas se trabaje al mes.

En todos los casos, incluido el de prestación de trabajo para varias personas empleadoras, será el titular del hogar familiar el obligado a presentar las solicitudes y documentación que corresponda a efectos de formalizar el alta, la baja y la variación de datos de las personas trabajadoras. El contrato de trabajo (independientemente de las horas) deberá ser escrito de forma obligatoria si es para más de cuatro semanas, y la persona empleadora tendrá la obligación de dar un documento con las condiciones de trabajo, que deben incluir en detalle el salario, jornada y horario, prestaciones en especie, horas de presencia y su distribución, así como su retribución.

Retribuciones

En cuanto a retribuciones (que, al igual que en la anterior normativa, debe ser al menos el SMI en casos de jornada completa), la nueva regulación plantea mejoras como el incremento salarial anual igual al pactado en los convenios colectivos; las dos gratificaciones extraordinarias, o la contabilización de las horas de presencia como horas ordinarias, entre otras.

Otra novedad es el derecho a prestación por incapacidad temporal en los casos de enfermedad común o accidente no laboral, a partir del cuarto día de la baja, lo que pone fin al hecho de que las trabajadoras del hogar no tuvieran derecho al subsidio por Incapacidad Temporal hasta después de casi un mes de haber enfermado o haberse accidentado. Asimismo, la baja de accidente de trabajo se cobrará desde el primer día, lo que iguala con las personas trabajadoras por cuenta ajena.

El derecho a permiso de lactancia, a reducción de jornadas y a vacaciones (15 días con la fecha que decida la trabajadora) o el derecho a indemnización por despido (que deberá comunicarse por escrito con 20 días de antelación si la persona lleva al menos un año trabajando) son otras de las novedades reseñadas por la directora, que criticó, no obstante, que no se reconozca la prestación por desempleo o las categorías profesionales dentro del sector, lo que iguala trabajos de diferentes responsabilidades (limpieza, cuidado de menores...).

Según los datos de afiliación al antiguo Régimen de Empleadas de Hogar, en Andalucía hay casi 31.000 personas dedicadas a esta actividad, el 93% de ellas mujeres. No obstante, la directora recordó que la cifra real es mucho mayor, si bien está invisibilizada al encontrarse dentro de la economía sumergida. Así, recordó que, según la Encuesta de Población Activa, 230.000 personas (el 71,7% de ellas mujeres) aparecen ocupadas en actividades de entretenimiento y de otros servicios (personal doméstico).
30/01/2012