Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Cuatro hospitales andaluces cuentan ya con un circuito espec?fico

Noticias

Cuatro hospitales andaluces cuentan ya con un circuito espec?fico

Los profesionales de enfermería reciben formación para detectar casos de violencia de género en Urgencias
La Red Andaluza de Formación contra el Maltrato a las Mujeres de la Consejería de Salud está desarrollando actividades formativas dirigidas a los profesionales de enfermería, con el objetivo de dotarlos de las habilidades necesarias para detectar precozmente y tratar de forma adecuada a las víctimas de violencia de género que acudan a las áreas de Urgencias.

11/04/2011



La Red Andaluza de Formación contra el Maltrato a las Mujeres de la Consejería de Salud está desarrollando actividades formativas dirigidas a los profesionales de enfermería, con el objetivo de dotarlos de las habilidades necesarias para detectar precozmente y tratar de forma adecuada a las víctimas de violencia de género que acudan a las áreas de Urgencias.

Con estas acciones formativas multidisciplinares se persigue también sensibilizar a los profesionales que, en muchas ocasiones, constituyen el primer contacto de las mujeres víctimas de violencia de género con el sistema sanitario público. El plan formativo ha ido acompañado del diseño de un circuito específico de asistencia a estas mujeres y un protocolo de actuación para facilitar a los profesionales de enfermería la identificación de casos de violencia de género y la valoración de los mismos, garantizando en todo momento la confidencialidad y la seguridad.

Todas estas actuaciones pretenden normalizar la asistencia que debe realizarse en estos casos y capacitar a los profesionales para actuar según exigen estas situaciones, así como informarles sobre los procedimientos legales a seguir.

Hasta el momento, han puesto en marcha estas medidas los hospitales de La Línea (Cádiz), Poniente (Almería), Ronda y Costa del Sol (Málaga) y se irá extendiendo progresivamente a otros centros hasta completar la red hospitalaria. La extensión de este nuevo circuito asistencial va ligada a la formación de los profesionales necesaria para ofrecer una respuesta adecuada.

Clasificación avanzada

Esta actuación se incluye en el nuevo modelo de clasificación avanzada en Urgencias, donde se establecen nuevas competencias para los profesionales de enfermería como solicitar determinadas pruebas diagnósticas, derivar pacientes o resolver directamente problemas de salud de su ámbito profesional.

Esta clasificación avanzada es un método que emplean los sanitarios para la clasificación de los pacientes según la rapidez con que necesitan ser atendidos. El nuevo modelo avanzado persigue que, desde el momento de la valoración por el profesional de enfermería, se puedan anticipar algunas de las actuaciones que el paciente va a requerir, como la realización de determinadas pruebas diagnósticas, o incluso resolver directamente aquellos casos que correspondan a sus competencias profesionales, incrementando así la rapidez y la calidad de la atención urgente.

Esta forma de clasificar al paciente en urgencias está implantada en 19 hospitales y cinco distritos sanitarios, y se encuentra en fase de implantación en otros 19 hospitales y nueve distritos. Hasta la fecha, un total de 290.760 pacientes han sido atendidos con esta nueva fórmula asistencial, que ha permitido determinar 3.170 analíticas y 10.028 radiografías. Además, 4.640 de estos pacientes fueron derivados a especialistas.

Indicación enfermera

El desarrollo de estas nuevas competencias supone otro impulso a la Estrategia de Cuidados en Andalucía, marco desde el que se desarrolló el Decreto que otorga a los profesionales de la enfermería la posibilidad de prescribir 96 medicamentos no sujetos a indicación médica (comercializados en 400 presentaciones diferentes), así como cualquier producto sanitario (vendas, gasas, apósitos estériles o compresas para la incontinencia urinaria, por ejemplo). Esta normativa ha iniciado actualmente su segunda fase de desarrollo en la que se contempla la denominada 'prescripción colaborativa', que permite a los profesionales de la enfermería la posibilidad de indicar fármacos que requieren de una prescripción facultativa.

Las primeras experiencias en este sentido se centran en algunas de las patologías más frecuentes en la población, como son la diabetes mellitus o la anticoagulación oral , cuyos tratamientos requieren de visitas frecuentes a los centros de salud. El nuevo circuito asistencial que propone la 'prescripción colaborativa' abre la posibilidad de que el médico indique la terapia en estos casos y que tenga la posibilidad de autorizar al profesional de la enfermería para que se encargue del seguimiento del paciente y de variar la intensidad de la terapéutica para adaptarla a su evolución.

Para poner en marcha todas estas iniciativas, la Consejería de Salud ha diseñado un plan de formación que incluye aspectos como la normativa legal vigente, la actualización de los estudios sobre el uso adecuado de determinados productos sanitarios, las prácticas seguras que avalan la utilización de los medicamentos, o el refuerzo de conocimientos y habilidades relacionadas con las nuevas competencias a desarrollar.
11/04/2011