Comunicando en Igualdad Consultoría en Comunicación y Género
Home » Noticias » Avances del coste empresarial de la Violencia contra las Mujeres en Paraguay

Noticias

Avances del coste empresarial de la Violencia contra las Mujeres en Paraguay

El Ministerio de la Mujer, conjuntamente con la Cooperación Alemana, a través del Programa Regional ComVoMujer y el apoyo de la Red del Pacto Global Paraguay, de Naciones Unidas, presentó el pasado 30 de marzo, el avance del estudio “Costos Empresariales de la Violencia contra las Mujeres en Paraguay”. El estudio iniciado en octubre del 2014, permitirá conocer con sólida sustentación empírica, el impacto en las empresas y en la economía nacional, de la violencia que sufren las mujeres trabajadoras en su relación de pareja.

 

Durante la presentación de los avances, la directora Residente de GIZ en Paraguay, Bárbara Krause, indicó “los resultados de estos estudios interesan muchísimo, la repercusión va ser muy grande y creo que no hay que pensar en hacer sólo un buen estudio con datos bien sustentados y que permitan un análisis, sino también hay que pensar qué pasa después del shock y que las empresas van a ver además de la parte humana, cuál es el problema económico que van a tener en ese sentido”, subrayó.

 

Por su parte, el presidente de la Red del Pacto Global Paraguay, Gustavo Koo, incidió en la importancia del estudio, “porque sabemos que en Paraguay, la violencia contra la mujer sigue siendo un tema tabú. Este estudio lo que va hacer es levantar un poco el polvo y para nosotros los empresarios que muchas veces pensamos que la violencia contra la mujer es un tema familiar y no de empresa, nos va a dar otra visibilidad, porque sí afecta a la producción de la empresa, y eso es lo que queremos mostrar a través de este estudio”, indicó.

 

Finalmente, la ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, señaló que “las empresas tienen una responsabilidad social, como reza el dicho, “No hay empresa exitosa en una sociedad fracasada, así como ninguna sociedad será exitosa con empresas fracasadas”, y la violencia hace que fracasemos o por lo menos que no tengamos éxito. La violencia en nuestra sociedad, en nuestras familias, está arraigada, nos guste o no, tenemos que aceptar esta realidad, si no vemos el problema no vamos a poder ver la solución, en este momento estamos en una generación donde tenemos que asistir y acompañar a las personas que están siendo violentadas, y tenemos que trabajar por lograr una sociedad libre de violencia”, acotó.

 

Asimismo, señaló que según el Informe de Ministerio de la Mujer, en el 2014, 1 de cada 10 mujeres que sufren violencia psicológica busca ayuda y denuncia, 9 se callan, y 7 de cada 10 mujeres golpeadas se callan y no piden ayuda, “si realmente le damos a esa mujer la confianza de que trabajamos en alianza pueden lograr calidad de vida, estoy segurísima que todos los servicios que tenemos no van a ser suficientes, así que agradezco y reconozco a la GIZ y a todos los que están trabajando, sobre todo a las empresas pioneras por ser parte de este estudio y este proceso, felicidades y ojalá sirva de ejemplo a las otras”, subrayó.

 

La presentación sobre “¿Por qué las empresas deberían medir el costo de la violencia contra las mujeres?, estuvo a cargo de la Coordinadora Nacional- Programa ComVoMujer, María Victoria Heikel, así también la presentación de los avances del Estudio en Paraguay, estuvo a cargo de la Directora de Economía y Estadísticas para el Desarrollo, Cynthia González.

 

La cuantificación de los costos empresariales de la violencia contra las mujeres, permitirá tomar medidas concretas para mejorar el clima laboral y el bienestar del personal, así como para disminuir las pérdidas asociadas a la productividad laboral. Las llegadas tardías, el ausentismo, el presentismo, la rotación y hasta la desvinculación laboral, pueden estar provocados por la violencia que sufren las mujeres de parte de sus parejas. Los resultados obtenidos, servirán también para definir acciones corporativas y de políticas públicas para la prevención de la violencia contra las mujeres, considerando su incidencia en el desarrollo personal, económico y social.

 

Fuente: Ministerio de la Mujer de Paraguay

07/04/2015